Terapia Asistida con Animales (TAA) desde la perspectiva de los usuarios del Creap

 

Como ya sabéis, dentro de la carta de servicios de CREAP está el área de Intervenciones con Animales (IA). Dentro de las IA, se realizan sesiones de Terapia Asistida con Animales (TAA), donde trabajamos aspectos tan importantes como la mejora del estado de ánimo, las habilidades de interacción social, calidad de vida, reducción de sintomatología negativa, etc.

 

En todo el tiempo que Paqui ha estado siguiendo su proceso de recuperación en el CREAP, ha participado de forma activa en estas sesiones de TAA. Dada esta circunstancia, no queríamos dejar la oportunidad de entrevistarla y que expresara con sus palabras su paso por la IA.

 

Entrevista a Paqui en su último día en el CREAP realizada por Esther Jara, Terapeuta Ocupacional.

 

 

1.- Como último día y haciendo un barrido del uso terapéutico de los animales, ¿Qué ha supuesto para ti, tener a Pepa y a Bruno, y utilizar los perros como una herramienta en tu recuperación?

 

Yo tuve un perro, ya lo comente en las sesiones de TAA, murió de viejecito. Al principio cuando era un cachorrito, se hacía pipi en casa, iba marcando territorio, ahora entiendo mejor las conductas de los perros, y creo poder hacerlo mejor.

Me he planteado, a raíz de esta experiencia, que el día que vuelva a casa, me gustaría adoptar un “perrete”, en IA, hemos visto la importancia de adoptar, no comprar.

 

 

2.- ¿Qué te ha aportado Pepa y Bruno?

 

Pues me han aportado mucha satisfacción, hubiese estado toda la hora, u hora y media de taller, jugando con ellos, son dos perros extraordinarios.

 

 

3.- ¿Qué te han hecho sentir Pepa y Bruno?

 

Libertad pura, me sentí acogida por ellos mismos, no me conocían de nada y se hicieron en un momento conmigo, estuvimos haciendo distintos circuitos con aros, conos, etc…están muy bien educados y eso se merece un aplauso…gracias Toni, Pepa y Bruno

 

 

4.- ¿Hubiese sido igual el trabajo aquí si no hubiesen estado los perros o que estuviesen ha añadido algo personal a tu proceso?

 

Mi trabajo terapéutico aquí ha sido, aprender todo el amor, toda la paz, la satisfacción que componen los perros, Pepa y Bruno, hacia uno mismo. Me han enseñado a quererme más, parece mentira que esto me lo hayan aportado los perros a través del juego, aportándome, motivándome, etc. Me he sentido “en la gloria”

 

 

Hacer una replica

Tu dirección de email no será publicada