Objetivos del Plan de Acción en Salud Mental (PASM) 2013-2020 de la OMS

Los objetivos generales del plan son:

  • Elaborar y actualizar las políticas y planes de S.M. acordes con los instrumentos internacionales de derechos humanos y práctica basada en la evidencia.
  • Actualizar la legislación acorde a lo mismo.
  • Aumentar la cobertura de los servicios un 20 % del 2013 al 2020.
  • Establecer dos programas multisectoriales a nivel nacional de promoción y prevención en materia de salud mental.
  • Reducir en 10% la tasa de suicidios.
  • Cada dos años calcular y notificar a la OMS un conjunto básico de indicadores de salud mental por medio de su sistema nacional de información sanitaria y social.

De forma más específica:

En materia de Política y Legislación:

  • Establecimiento de una unidad o un mecanismo de coordinación operativo de salud mental en el ministerio de salud encargado de la planificación estratégica, la evaluación de necesidades, la colaboración multisectorial y la evaluación de los servicios.
  • Mejoramiento de la rendición de cuentas estableciendo mecanismos, a ser posibles a través de órganos independientes ya existentes, para combatir y prevenir los malos tratos y abusos.
  • Derogación de la legislación que perpetúa la estigmatización, la discriminación y la violación de los derechos humanos de las personas con TM y discapacidades psicosociales.

En Planificación de los recursos:

  • Uso y recopilación de datos sobre las necesidades epidemiológicas y de recursos a fin de fundamentar el desarrollo y la aplicación de planes, presupuestos y programas de salud mental.
  • Mecanismo para el seguimiento de los gastos en salud mental.

Colaboración con las partes interesadas:

  • Convocatoria, participación y logro del consenso de todos los sectores y partes interesadas pertinentes en la planificación y desarrollo de políticas, leyes y servicios relacionados con la salud, incluido el intercambio de conocimientos sobre los mecanismos más eficaces de mejora de una política y atención coordinadas entre los sectores estructurado y no estructurado.

Fortalecimiento y emancipación de las personas con trastornos mentales y discapacitados psicosociales y de sus organizaciones:

  • Inclusión de personas con trastornos mentales y discapacidades psicosociales en las actividades de formación de los profesionales sanitarios dedicados a la atención de la salud mental.

Reorganización de los servicios y ampliación de la cobertura:

  • Formulación de un plan escalonado y presupuestado de cierre de las instituciones psiquiátricas para estancias prolongadas y sustitución de las mismas por sistemas de apoyo a los pacientes para que vivan en la comunidad con su familia.
  • Integración de la salud mental en programas para enfermedades específicas como la infección por VIH/SIDA.
  • Desarrollo y aplicación de instrumentos y estrategias de autoayuda y atención a las personas con trastornos mentales, incluido el uso de tecnologías electrónicas basadas en móviles.

Acción integrada y adaptable:

  • Consideración del bienestar mental de los niños con padres con enfermedades graves (en particular con trastornos mentales) que soliciten tratamiento en los servicios de salud.
  • Para los niños y adultos que hayan sufrido eventos vitales adversos, en particular por violencia doméstica o por disturbios civiles o conflictos, implementación de servicios y programas que aborden los daños psicológicos y que promuevan la recuperación y la resiliencia.
  • Aplicación de las normas Quality Rights para evaluar y mejorar la calidad de la atención y del respeto de los derechos humanos en los servicios de salud y asistencia social para pacientes hospitalizados y ambulatorios.

Datos científicos e investigación:

  • Elaboración de una agenda nacional prioritaria de investigaciones en materia de salud mental, basadas en consultas con todas las partes interesadas.
  • Fomento de una mayor cooperación entre universidades, institutos y servicios de salud en el terreno de las investigaciones en salud mental.
  • Realización de investigaciones, en diferentes contextos culturales, sobre la manera de entender y afrontar la angustia psicológica, las prácticas nocivas o protectoras y la eficacia de las intervenciones de tratamiento y recuperación, prevención y promoción.

Hacer una replica

Tu dirección de email no será publicada