CONSIDERACIONES PSICOSOCIALES Y DE SALUD MENTAL PARA LA CUARENTENA DEL COVID 19 OMS

LA OMS Y EL COVID 19

 

La pandemia del coronavirus asoló el mundo rápidamente. Al miedo y desconcierto causado por el virus, se le sumo la ruptura de la cotidianeidad y el estilo de vida. Toda esta vorágine ha tenido como consecuencias graves en la salud mental de la población, provocando altos niveles de estrés, ansiedad, abusos de sustancias y sintomatología depresiva entre otras mucha.

Todo empezó el 18 de marzo, cuando la OMS declaró al COVID 19 como una emergencia a nivel mundial. Ante esta noticia, los diferentes gobiernos tomaron medidas para que el virus no se expandiese, dando lugar al estrado de alarma y por tanto a la medida más relevante de todas, la cuarentena. La OMS lanzó una serie de mensajes a la población, para ayudar al bienestar psicológico de la población durante las medidas de dicha cuarentena.

Estos mensajes se han reunido en un escrito llamado “Consideraciones psicosociales y de salud mental para la cuarentena del COVID 19”.

Parte de los mensajes iban dirigidos a toda la población con el objetivo de promover la empatía y la cooperación con la comunidad y con aquellos que lo necesiten, evitar cualquier tipo de marginación (raza o sexo) y reducir el estigma de las personas convalecientes de la enfermedad.

 

Otro tipo de pautas realizadas a través de carteles informativos, se enfocaron en las sensaciones o emociones que se podían llegar a sentir, tanto por el aislamiento como por la afección de personas cercanas. También se hizo énfasis en el modo de gestionar dichos sentimientos, dando importancia a la evitación de drogas como herramienta de gestión y al sobre consumo de información, la cual en vez de ayudar podría acabar agravando el estrés sentido. (Para más info https://www.who.int/docs/default-source/coronaviruse/coping-with-stress.pdf?sfvrsn=9845bc3a_2&ua=1)

 

Por otro lado, se mandaron mensajes de apoyo a los sanitarios con el objetivo de que se apoyaran es sus colegas y buscaran formas de reducir el estrés, no solo es importante que ayuden a los demás, sino que también deben cuidar también de si mismos. Parte de estas pautas también iban dirigidas específicamente a aquellos que debían gestionar los equipos dentro de las posibles crisis que se podrían dar, haciendo hincapié en la importancia del apoyo social entre el equipo, la comunicación interprofesional, la buena praxis del personal sanitario en términos de experiencia y conocimientos, la consideración de aquellos que pudieran tener familiares y afectados, etc.

Sin olvidarnos de los menores y sus cuidadores, la OMS recomendó mantener las rutinas en casa, asi como crear nuevas actividades para aliviar el estrés de la situación en ambas partes, ayudar a los niños a expresar sus emociones y darles herramientas para comunicarse con el resto de seres queridos o amigos, evitando asi una mayor sensación de aislamiento. Para ayudarles a entender la situación, también se recomendó explicarles que estaba pasando y como debían actuar para evitar la infección, todo por supuesto de manera sencilla, con lenguaje claro y evitando inducirles estados de miedo o ansiedad.(Para más info https://www.who.int/docs/default-source/coronaviruse/helping-children-cope-with-stress-print.pdf?sfvrsn=f3a063ff_2&ua=1).

 

Dentro de la web de la OMS, encontramos también enlaces con diferentes carteles y archivos acerca con información sobre todas las pautas que se han ido dando durante la cuarentena como información sobre la infección y la forma correcta de evitarla, el uso de la protección personal (mascarilla o gafas), herramientas de gestión emocional, etc. Todo ello en todos los idiomas disponibles y de manera actualizada. Este tipo de archivos se puede usar tanto como información personal como medio de psicoeducación hacia la población. (Para más infohttps://who.canto.global/v/coronavirus/folder/PQC9D?from=thumbnail&scrollTo=66&gOrderProp=name&gSortingForward&display=thumbnail&viewIndex=1).

Por otro lado, en la sección informativa, encontramos un resumen de las consideraciones clave de Salud Mental y Apoyo Psicosocial (SMAPS) en relación con el brote del COVID-19. Dentro de este documento encontramos una pirámide de intervenciones en el ámbito SMAP.

Este documento, a diferencia de los anteriores, está mas centrado en formar e informar a los profesionales que ofrecen apoyo durante la cuarentena, ya sea por medio hospitalario o como apoyo social o gubernamental.  Su jerarquía, ayuda a establecer una organización de como se debe apoyar a la población o que herramientas debemos priorizar. Los ejemplos de esto los encontramos en la lista de Actividades a nivel global, como la coordinación entre organismos como la SMAPS o el gobierno pertinente, recabar información sobre la enfermedad o distintos abusos, afecciones o trastornos   que puedan afectar a la población y asi actuar ante ellos o crear actividades para las familias, maestros y padres y poderlas utilizar con los niños para minimizar los efectos del aislamiento.

Para consultar el documento, clickar en el siguiente enlace. https://interagencystandingcommittee.org/system/files/2020-03/IASC%20Interim%20Briefing%20Note%20on%20COVID-19%20Outbreak%20Readiness%20and%20Response%20Operations%20-%20MHPSS%20%28Spanish%29_0.pdf

 

 

En definitiva, la OMS ha puesto a nuestro servicio una gran cantidad de información para uso profesional y personal. Todavía se desconoce cuando terminara el asedio del COVID 19 a la sociedad actual, por tanto, es importante la cooperación y coordinación de todos y asi poder minimizar el impacto que el aislamiento y la enfermedad está teniendo sobre nosotros. Por otro lado, es importante consultar fuentes de información veraces y con fundamento como las descritas durante este documento, ya que, al consultar y divulgar información de fuentes dudosas, podemos promover acciones o visiones contraproducentes para la sociedad.

Por último, se debe enfatizar la unión y la no marginación de ningún miembro de la sociedad, sea cual sea su raza, sexo, orientación o pensamiento. El COVID 19 nos afecta a todos y no hace distinciones, por tanto, nuestra ayuda tampoco debería hacerlas.

 

Autor: Javier Llopis Sanz. Alumno en Prácticas

 

Hacer una replica

Tu dirección de email no será publicada