Bienvenido al CREAP

Fluye el tiempo, los pasillos son inmensos, dos agujeros en el centro.

La luz corretea y se derrama. A veces hay silencio.

 

Cristales transparentes y algo dentro que sabe y que promete sacarte al cielo.

Un andar alborotado, un arrastrar de pasos, un parón, de nuevo ando.

Un saludo, otro, otro más, a ver si tu nombre ya me queda, somos muchos en la frontera.

 

 

 

Un cafetito y un cigarro, me acompañan en cualquier guerra.

Abajo salas de luz iluminan la mente; tareas que he anhelado siempre:

pintar, cantar, acariciar, crear, usar las manos, empuñar la tierra.

 

 

¿Qué harán los de afuera?

 

 

Una planta que quizá florezca, un rastrillo sobre tierra seca,una lombriz se enreda con otras en mi mano,

Fíjate que gorda era…

 

Un paisaje que aparece lentamente de mi mente.Pedalea, pedalea sin horizonte ni meta.

El azúcar es malo, sublima los vientres.Los perros no muerden, colean, suben a tu regazo, no son como mi gato.

 

Nos miran, siempre nos miran,

ponen notas en sus fichas,

siempre dan una sonrisa,

con su manual clasifican;

 

 

Los de afuera no saben de quimeras, no saludan como hormigas que se comunican;

dan la mano muy fuerte, al momento te la quitan,

es un reto de codicia, un dasarme de malicia.

 

 

 

Dos mundos que se encuentran para ser uno sólo.

Diluiremos las sombras que nos conforman.

Romperemos la magia que nos llena.

 

¡RESISTENCIA!

 

 

 

 

Autoría: Yolanda Escribá Burdeus

Hacer una replica

Tu dirección de email no será publicada